Democracia y el voto “secreto”

DemocraciaEl origen de la democracia viene desde la antigua grecia como muchos sabreís. El modelo de la misma ha mutado por necesidad ya que la mayor población y las asambleas de gobierno chocan debido a la imposibilidad de juntar a todos los vecinos y que todos sean oidos sin que se prolongue eternamente la asamblea. Por ello aparecieron los delegados o representantes, quienes por confianza en ellos que depositaban algunos ciudadanos obtenían la voz y el voto de sus representados. La elección se realizaba basandose en lo que se conocía del representante y utilizando los filtros personales de afinidad de ideales y el “buen” criterio para toma de decisiones.

En la actualidad, todo el modelo democrático ha mutado de tal forma que, prácticamente, ya no queda nada del original:

  1. Poco conocemos realmente sobre los candidatos a representantes, lo que ellos y su entorno nos cuenten.
  2. El criterio de elección que tenemos comparado con el de antaño se ve diluido en consecuencia
  3. Estos y sus candidaturas no son dependientes de si mismos y del pueblo, para ser candidato debes ser miembro de una “organización” y es está la que decide cual va a ser la probabilidad de ser representante.
  4. La elección del candidato no es directa sino sobre la “organización” y sus candidatos, diluyendo más aún nuesto poder, es decir, diluyendo la democracia.
  5. Ahora llega la diferencia ( y puede que mejora) del nuevo modelo, el voto de nuestra elección es secreto.

Voto secreto

Pero en este módelo algo falla según algunas “organizaciones”, su control se ve entorpecido por culpa del voto secreto, no les es interesante la existencia de la nueva democracia real. Por ello las más poderosas se han puesto de acuerdo en tejer una liviana y casi invisible trama para truncar en parte el secreto. PP y PSOE quieren conocer tu afinidad hacia ellos, por ello utilizan la propaganda por correo con fines mayores que los informativos. En las cartas de propaganda electoral recibes, además de la carta en si y las listas de sus candidatos, un sobre que puedes usar en las elecciones y es ahí donde sus artimañas aparecen (camufladas). Los sobres son la manera que tienen de asociar tu voto a uno de ellos, porque los sobres no son iguales aunque lo parezcan a primera vista. Posiblemente haya gente que vaya con el listado y el sobre, que recibieron, desde casa.

Ya se podían gastar el dinero, “desperdiciado” en sobres, en donaciones  a ONGs o en la reforestación de zonas incendiadas.

Actualización:

El partido que hace tiempo era el tercero en discordía y ahora se queja del bipartidismo, IU, también te manda un sobre diferente a los otros dos (el del PP y el del PSOE) y que con el cual pueden saber si utilizas su sobre (y posiblemente su listado dentro) o cual de los otros.

Anuncios