Ecopacotillas

El otro dia con la noticia del nuevo etiquetado de los electrodomesticos, apareció uno de esos ecopacotillas.Nuevo etiquetado electrodomésticos

Primero quiero explicar que es para mi un ecopacotilla (entre uno de sus muchos nombres): Persona que clama ser ecologista, que no tiene ni pajolera idea de ecoligía (no confundir con ecologismo), medio ambiente o como se quiera llamar, y aún asi, defiende a capa y espada sus ideas felices, digo bien felices porque si bien llevarlas a cabo fuese genial, desconocen si existe de lo que hablan y/o se puede llevar a cabo.

Este etiquetado, como el anterior, se basa en la eficiencia del aparato a la hora de realizar su cometido mejor con un menor consumo de recursos, ya sea energía o materiales (agua, detergente, suavizante,…). El ecopacotilla hablo de que se tiene que hacer lo mismo con la energía y materiales “despilfarrados” en la producción, demostrando hay su ignoracia… Un empresario va a buscar siempre el menor gasto, lo que ello implica que si para producir un articulo puede utilizar menos material y energía lo va a realizar, es más seguramente trate de reutilizar y reciclar si le es posible. Lo que habría que realizar un control exhaustivo del proceso de producción: no solo porque se gaste más o menos recursos, sino porque en dicho proceso se contamine menos y que el producto sea más seguro (tanto para el usuario como para el medio ambiente) y eficiente.

¡Zas! ¡En toda la boca!

Ayer tras el auto sobre el caso Faisan, el PP se lanzaba a denunciar que era inadmisible un candidato con “relación” con dicho caso.

Hoy tras conocerse la noticia sobre el señor Camps y el caso Gürtel, y como se dice “más vale una imagen que mil palabras” el partido popular ha decidido hacer honor a la popular frase mordiendose la lengua hoy para no hablar ni de Gürtel ni de Faisan, ¿o era al reves?

Delirios de grandeza

Si hay algo que me repatea es encontrarme con gente con delirios de grandeza, por haber sido capaz de “destacar” en algo. Aunque muchas veces el termino “destacar” está ligado a la subjetividad del “individuo” en cuestión, dejando de lado la realidad.

Aunque también es cierto que todos pecamos de sabiondos algunas veces, cuando conocemos mucho o poco de un tema sin pensar en nuestro interlocutor. La sensación de grandeza es paralela a la opinión que construyen quien nos está escuchando, pudiendo ser cierta o totalmente falsa.

Los que me sacan de quicio son los que o bien ponen en duda a su interlocutor (dando por sentado que es un ignorante sin prueba alguna) o bien lo desprecian ignorándolo o bien, el peor caso, son capaces de hacer las dos cosas.

No todo lo que reluce es oro y tampoco todo lo que huele es mierda.

Mi guerra de los navegadores

Ya hay muchas comparaciones rulando por internet sobre los navegadores web y más ahora con la aparición de uno nuevo, proviniente del “gran” Google. Ya hay muchas alabanzas y críticas para todos los navegadores, algunas parecen hechas por fanáticos.

Mi guerra comenzo debido a que mi navegador habitual, Firefox, al tenerlo abierto mucho tiempo y con unas cuantas pestañas se volvia lento y el pc también se ralentizaba. Entonces me decidi a pasar al alabado Chrome dejando atras mi Firefox.

Chrome

Al principio me era un poco complicado entender el interfaz, ya que mi Firefox tenia una presencia parecida al antigüo IE 6 – por ser el sustituido por Firefox en mi ordenador. Pese a resultarme extraña la ubicación de las pestañas al final me fui acostumbrando, la verdad que me gusto como iba. De hecho empece a buscar plugins que me resultaban interesantes o tenía en el Firefox, aunque no han sido muchos porque han sido cuatro frenta a los 12 en Firefox y no había una muy útil para foros y blogs (añadir bbcode o html o xhtml para añadir citas, enlaces, imagenes,…).

Todo iba de perlas, hasta que empece a dejar el navegador abierto con varias pestañas durante mucho tiempo. Aunque no llegaba a bloquerse unos segundos al cambiar de pestañas, como ocurre de vez en cuando con firefox, tope con la horripilante (al menos para mi) vista de ver que la pestaña abierta se tenia que “renderizar” – si se le puede llamar asi- la página en bloques y lo mismo me sucedia en la pantalla al cerrar la aplicación. Otra cosa que no me gusta mucho es que los plugins se esten usando o no, cuentan como pestañas extra, lo que eso significa procesos independientes chrome.exe adicionales…

Opera

En cuanto a la velocidad de carga de las páginas web es el mejor, o esa es mi apreciación. Su aspecto es agradable y configurable, al igual que los otros. Tiene otros aspectos muy interesantes también.

El problema más bien es cuanto a la personalización del programa. Encontrarme complicaciones o efectos secundarios, al igual que me pasa en chrome, me hacen abandonar su uso. Para mi es importante la configuración para la navegación, concretamente hacer que las páginas web sean más agradables y esto se consigue principalmente eliminando la excesiva y exagerada publicidad que hay en las web. En opera es mucho más complicado que en firefox, además por su funcionamiento el realizarlo puede suponer perdida de fluidez del programa.

 

Conclusión

Seguramente seguiré usando Firefox como mi navegador principal y Chrome como la única alternativa. No quiero un buen navegador, quiero el navegador que mejor se adapte a mis necesidades. Creo que deberías plantearte esta cuestión dejando en parte de lado si es bonito o no.