Mi guerra de los navegadores

Ya hay muchas comparaciones rulando por internet sobre los navegadores web y más ahora con la aparición de uno nuevo, proviniente del “gran” Google. Ya hay muchas alabanzas y críticas para todos los navegadores, algunas parecen hechas por fanáticos.

Mi guerra comenzo debido a que mi navegador habitual, Firefox, al tenerlo abierto mucho tiempo y con unas cuantas pestañas se volvia lento y el pc también se ralentizaba. Entonces me decidi a pasar al alabado Chrome dejando atras mi Firefox.

Chrome

Al principio me era un poco complicado entender el interfaz, ya que mi Firefox tenia una presencia parecida al antigüo IE 6 – por ser el sustituido por Firefox en mi ordenador. Pese a resultarme extraña la ubicación de las pestañas al final me fui acostumbrando, la verdad que me gusto como iba. De hecho empece a buscar plugins que me resultaban interesantes o tenía en el Firefox, aunque no han sido muchos porque han sido cuatro frenta a los 12 en Firefox y no había una muy útil para foros y blogs (añadir bbcode o html o xhtml para añadir citas, enlaces, imagenes,…).

Todo iba de perlas, hasta que empece a dejar el navegador abierto con varias pestañas durante mucho tiempo. Aunque no llegaba a bloquerse unos segundos al cambiar de pestañas, como ocurre de vez en cuando con firefox, tope con la horripilante (al menos para mi) vista de ver que la pestaña abierta se tenia que “renderizar” – si se le puede llamar asi- la página en bloques y lo mismo me sucedia en la pantalla al cerrar la aplicación. Otra cosa que no me gusta mucho es que los plugins se esten usando o no, cuentan como pestañas extra, lo que eso significa procesos independientes chrome.exe adicionales…

Opera

En cuanto a la velocidad de carga de las páginas web es el mejor, o esa es mi apreciación. Su aspecto es agradable y configurable, al igual que los otros. Tiene otros aspectos muy interesantes también.

El problema más bien es cuanto a la personalización del programa. Encontrarme complicaciones o efectos secundarios, al igual que me pasa en chrome, me hacen abandonar su uso. Para mi es importante la configuración para la navegación, concretamente hacer que las páginas web sean más agradables y esto se consigue principalmente eliminando la excesiva y exagerada publicidad que hay en las web. En opera es mucho más complicado que en firefox, además por su funcionamiento el realizarlo puede suponer perdida de fluidez del programa.

 

Conclusión

Seguramente seguiré usando Firefox como mi navegador principal y Chrome como la única alternativa. No quiero un buen navegador, quiero el navegador que mejor se adapte a mis necesidades. Creo que deberías plantearte esta cuestión dejando en parte de lado si es bonito o no.

Anuncios