Firefox 6, alias escopeta de feria

Mi experiencia con está nueva versión es una de cal y otra de arena, si en principio note mejoria al no bloquearse “unos” segundos para poder volver a usarlo, cosa que ocurria en la versión 5. Es encontrarse ahora con que casi merece la pena volver a la 5, porque no es que se bloquea sino que se cierra sin avisar o mejor dicho se cierra y te avisa de que se tuvo que cerrar por un error.

Y todo esto por subir de versión cada novedad fallo mal solucionado, con lo bien que iba firefox antes de la moda que el chrome de google… casi merece la pena volver a la 3.6 que funcionaba y funciona sin tanto fallo.

Empatía

Mi hartazgo vuelve a las andadas, pero está vez catapultada por la falta de empatía que me ha ido dinamitando la paciencia.

Me duele, me acojona ver como avanza la sociedad. Puedo entender el individualismo algo natural, pero no a los extremos que he llegado a ver. El egoísmo y orgullo utilizados como guión para el “trato” (si es que se puede llamar así) hacia los demás, evitando adoptar cualquier postura que les lleve al acercamiento y compresión de quien tienen enfrente. No pretendo pedir paz y felicidad para todos, creo que bastaría con un trato con respeto. Creo que se puede respetar a los que no aguantamos o incluso odiamos, simplemente teniendo una postura de indiferencia. Si alguien intenta acercarse a nosotros y tenemos seguridad de que no nos llevaríamos bien, no hace falta ser irrespetuosos para darles a conocer que no deseamos conocerlo.

Si a todos nos gusta que nos traten entre algodones, porque no se tiende a hacer lo mismo con los demás. La lógica más elemental no llevaría a actuar así, correctamente, pero hay muchos ciegos por orgullo y egoísmo.

Seguramente sea un bicho raro, que no dudo que lo sea, por tender a ponerme en la situación del otro sin dificultad alguna, quizás demasiada facilidad y, también, algo exagerado el papel que adopto. Pero creo que mi exceso de empatía tiene mejor solución que lo contrario, y también creo que me hace más “humano”.